Caja de vino

Hace tiempo me regalaron por Navidad una caja de vino, dos vinos. Los vinos obviamente 'desaparecieron misteriosamente' pronto. Pero me quedó la caja...qué chula era. No la quise tirar, así que la guardé durante a saber cuánto por la casa aprovechándola como caja de cosillas varias. Recuperada la caja unos pocos años después y ya que es tan chula y me encuentro en esta etapa de 'creadora' junior a lo cutre, podría aprovecharla para algo útil y visible. La colgué en la pared para tener siempre dos botellas de vino (Con una, además se descompensa, jeje). Aquí el resultado.




Ahora siempre, siempre...tengo un par de botellas de vino listas para ser tomadas y saboreadas en casa.

0 comentarios: